La inmigración en Chile PDF Imprimir E-mail
.
 La inmigración en Chile corresponde al desplazamiento de diversas comunidades extranjeras al país, principalmente durante los siglos XIX y XX. Estos grupos de inmigrantes tienen orígenes diversos y motivos diferentes. La población chilena, formada principalmente por el mestizaje entre los grupos colonizadores españoles y la población indígena, se vió así modificada por la participación de estos grupos en la sociedad.

Los principales grupos de inmigrantes correponden a los provenientes de los países fronterizos debido a la interacción de sus relaciones con Chile. La colonia más numerosa es la argentina, seguida por la peruana. Uno de los principales factores que han producido esta inmigración ha sido el importante crecimiento de la economía durante las últimas décadas. De igual forma, la inmigración desde otros países latinoamericanos también ha sido de gran importancia.

Por otra parte, durante el siglo XIX y la primera mitad del siglo XX se produjeron inmigraciones colonizadoras de origen europeo patrocinadas por el Gobierno, especialmente alemanes, croatas, y españoles que huían de la Guerra Civil Española. De igual forma, el comercio marítimo en los puertos impulsó el establecimiento de ingleses, franceses e italianos. También fue importante el número de colonos de origen palestino, que formaron la colonia más grande fuera del Medio Oriente.

Las reacciones de los ciudadanos chilenos ante la inmigración que recibe el país son diversas y muy similares a las de otros países receptores de inmigración. Para ciertos grupos, el crecimiento en el número de inmigrantes representa una "invasión" que quita el campo laboral a los nacionales y critican la política "permisiva" del Gobierno de turno. En cambio, existen otros grupos que consideran beneficiosa la inmigración como forma de diversificación del país. Plantean además que la inmigración es un proceso demográfico natural del ser humano y que también los chilenos han emigrado por diversas razones a lo largo de la historia. Otros simplemente la toleran en la medida que no implique la llegada de delincuentes y se cumpla con las leyes de inmigración. Por otra parte, se han dado casos de discriminación que han sido atribuido a xenofobia y racismo (especialmente contra peruanos, bolivianos y afrodescendientes), lo que ha supuesto un cuestionamiento en torno a la tolerancia existente en la sociedad chilena y la necesidad de legislar para prevenir y sancionar la discriminación.

Por estudios extraoficiales, se reconoce que el 68% de los inmigrantes totales provienen de Sudamérica, mientras que el 32% proviene de otras partes del mundo, y que el 50% proviene de países fronterizos.

 

Inmigración Americana

Si bien durante toda su historia, Chile ha recibido a grupos de inmigrantes de origen latinoamericano, la estabilidad política y económica de la última década ha sido uno de los factores determinantes en la entrada creciente de inmigrantes de dicho origen al país. Aunque el mayor número corresponde al de argentinos, bolivianos y peruanos por su cercanía con el país, también ha ingresado un buen número de ecuatorianos, brasileños, cubanos y centroamericanos que han encontrado acogida en el país, desempeñándose en diversas ramas del que hacer económico chileno.

Inmigración Argentina

Se trata de un fenómeno de larga data que se remonta a la Independencia de Chile y a la época del Ejército de los Andes. Los primeros argentinos llegaron cuando se puso en marcha, en 1823, la Organización de la República de Chile luego de la Independencia, como fue en el caso de Manuel Blanco Encalada y Bartolomé Mitre. La colonia argentina siempre tuvo gran importancia aunque nunca superó a la mayoría de inmigrantes de origen peruano y europeo, hasta mediados de la década de 1990, cuando los primeros síntomas de la crisis económica y social de Argentina se hacían notar. Cuando esta crisis explotó a fines del 2001, se produjo un éxodo masivo de más de 100.000 trasandinos, de tal forma que a principios del 2005 lograron ser la primera colonia extranjera en el país, desplazando a la colonia peruana.

La colonia argentina se reparte entre la IV Región de Coquimbo y la VIII Región del Biobío, y poseen gran influencia en la zona de la Patagonia debido a la cercanía de los diversos pueblos y la desaparición de la barrera geográfica de la Cordillera de los Andes. A diferencia de lo que ocurre con los otros inmigrantes de origen americano, los argentinos en general corresponden a profesionales especializados con un título ya obtenido, por lo que en la mayoría de los casos se desempeñan en empleos mejor remunerados que los demás inmigrantes latinoamericanos y de similar ingreso al de los chilenos, o han instalado locales principalmente gastronómicos que tienen gran aceptación por los nacionales.

Inmigración Peruana

Aunque los inmigrantes del Perú han sido uno de los principales grupos de origen extranjero asentados en el país, su importancia ha aumentado durante los últimos años. Los lazos entre ambos países han sido fuertes desde la época colonial, primero formó parte del Virreinato del Perú como una Gobernación y luego como una Capitanía General independiente desde 1798. Tras la Guerra del Pacífico que enfrentó a Chile contra la alianza Bolivia-Perú entre 1879 y 1883, Chile incorporó los territorios peruanos del Departamento de Tarapacá, y las provincias de Arica, Tacna (hasta 1929) y Tarata (hasta 1925). En estas zonas del norte de Chile, que fueron chilenizadas desde 1910, se mantuvieron estrechas relaciones principalmente de carácter económico.

A fines del siglo XX se comenzó a producir un rápido crecimiento de los inmigrantes peruanos en la zona central del país a causa de la prosperidad económica que tenía Chile. Aunque muchos inmigrantes peruanos también eran profesionales y ejercían cargos importantes en empresas, la mayoría de estos peruanos eran de origen socioeconómico bajo en busca de nuevas oportunidades para sus familias, por lo que comenzaron a desempeñarse en oficios de bajas remuneraciones, como obreros o asesoras del hogar, y estos pocos ingresos lo enviaban a sus familias en su país de origen. Incluso, muchos de éstos ingresaban ilegalmente al país. Sin embargo, la crisis asiática que afectó a Chile desde 1998 provocó un alza en las cifras de desempleo, superando el 12%, mientras la inmigración peruana aumentaba. Estos hechos provocaron que la opinión pública comenzara a discutir sobre la situación de la colonia peruana en Chile, mientras muchas personas afirmaron que los inmigrantes estaban "quitando" los empleos de los chilenos.

En la actualidad, los inmigrantes peruanos forman una de las principales colonias extranjeras en Chile. La llamada Pequeña Lima es uno de los principales lugar de encuentro de la colonia peruana en las inmediaciones de la Plaza de Armas de Santiago de Chile.

Inmigración Boliviana

La inmigación boliviana es mucho menor en comparación a las comunidades peruanas y argentinas en Chile, pero no deja de poseer importancia con más de 12.000 inmigrantes. Esto se debe principalmente a las tensas relaciones que han vivido ambos países principalmente desde la Guerra del Pacífico. Los continuos conflictos diplomáticos entre ambos países ha provocado la inexistencia de relaciones diplomáticas entre ambos estados desde mediados de los años 1970. A pesar de ello, miles de bolivianos entraron a Chile, asentándose principalmente en Arica y Calama, durante los años 1960 y desde fines de los años 1990, en busca de mejores situaciones económicas.

Por otro lado, es importante destacar la inmigración de parte de la élite boliviana principalmente con fines académicos. Algunos de los principales personajes de la política y economía de Bolivia ha estudiado en Chile gran parte de su vida.

Inmigración Ecuatoriana

En la actualidad, existen aproximadamente 10.000 ecuatorianos viviendo en el territorio chileno, cifra que ha aumentado explosivamente durante los años 1990. Durante muchos años, Ecuador ha sido considerado como un país amigo de Chile debido a la rivalidad compartida con el Perú. Sin embargo, en los últimos años de su arrivada imprecedente, los ecuatorianos se han enfrentado a las mismas situaciones de xenofobia que otras migraciones latinoamericanas con un elevado y creciente número de integrantes.

Los inmigrantes ecuatorianos corresponden tanto a profesionales (principalmente médicos) como a personas de origen socieconómico bajo que se desempeñan en diversos oficios. También existen indígenas, entre ellos otavaleños, que comercian artesanía en las calles de las principales ciudades chilenas, donde enfrentan con más frecuencia la xenofobia, e incluso el racismo (siendo despectivamente llamados cholos por su parecido físico a inmigrantes peruanos y bolivianos).

Otros Inmigrantes

Aunque no tienen la importancia de las colonias antes mencionadas, existe un importante número de inmigrantes provenientes de otros países del continente. Más de 8.900 personas provienen de los Estados Unidos y 2.000 de Canadá, los que han llegado al país principalmente para trabajar en empresas multinacionales por lo que poseen títulos profesionales y una buena situación económica. En Chile se han asentado más de 7.000 brasileños, 4.000 colombianos e igual número de venezolanos, 2.000 uruguayos y 1.800 mexicanos. Estas comunidades han llegado al país también en búsqueda de mejores oportunidades económicas o académicas, pero en general se han asimilado en la sociedad por lo que no sufren de xenofobia y son, en general, bien recibidos por los chilenos y se desempeñan en diversas actividades laborales o han establecido locales comerciales.

De igual forma, más de 3.000 cubanos se han establecido en Chile, la mayoría corresponde a personas con títulos profesionales. Durante los últimos años ha crecido el número de centros médicos atendidos por cubanos, los que han tenido gran éxito debido a sus bajos costos.

Inmigración Europea

Un grupo étnico importante en la construcción de la sociedad chilena ha sido la inmigración proveniente de Europa. La sociedad chilena nació precisamente del mestizaje entre las comunidades indígenas y los conquistadores y colonizadores españoles, pero tras su independencia y a lo largo del siglo XIX, nuevos grupos inmigrantes llegaron al país principalmente españoles, alemanes, italianos croatas, franceses, ingleses, irlandeses y suizos. A diferencia de lo que ha sucedido con los inmigrantes americanos que tendieron a homologarse con el resto de la población, las principales comunidades de origen europeo se mantuvieron formando diversas colonias sectorizadas. Así, los de origen germano tienen gran influencia en la X Región de Los Lagos, los croatas en Antofagasta y Magallanes y los británicos en Santiago y las ciudades costeras debido a su estrecha relación con la Armada.

Inmigración Alemana

El origen de los inmigrantes alemanes en Chile comenzó principalmente gracias a la denominada "Ley de inmigración selectiva" de 1845 que tenía por objetivo traer a personas de un nivel sociocultural medio y alto a colonizar zonas del sur de Chile, comprendidas entre Valdivia y Puerto Montt. Los inmigrantes germanos más de 6.000 familias (unos 30.000 en total) lograron reactivar la economía nacional y cambiaron por completo el panorama de las zonas sureñas. Gran muestra de este espíritu constructivo lo dejó en evidencia Carlos Anwandter, en donde proclamó a todos los colonizadores:

Seremos chilenos honrados y laboriosos como el que más lo fuere, defenderemos a nuestro país adoptivo uniéndonos a las filas de nuestros nuevos compatriotas, contra toda opresión extranjera y con la decisión y firmeza del hombre que defiende a su patria, a su familia y a sus intereses. Nunca tendrá el país que nos adopta por hijos, motivos de arrepentirse de su proceder ilustrado, humano y generoso... (Carlos Anwandter, 18 de noviembre de 1851)

La cultura alemana tuvo gran influencia en el Ejército de Chile, el que a fines del siglo XIX, adoptó la tradición militar prusiana, principalmente tras la Guerra Civil de 1891. Incluso, el alemán Emilio Körner alcanzó el grado de Comandante en jefe del Ejército en 1900. Posteriormente, se produjo una nueva oleada de inmigrantes alemanes que se estableció a lo largo de todo el país, con énfasis en Temuco, Santiago y las principales zonas comerciales, como en el caso de Horst Paulmann que tras fundar un pequeño almacén en la capital de la IX Región de la Araucanía logró formar Cencosud, uno de los consorcios empresariales más grandes del subcontinente.

Durante la Segunda Guerra Mundial, muchos judeoalemanes se establecieron en Chile huyendo del Holocausto, como en el caso de los antecesores de Mario Kreutzberger y Tomás Hirsch. Tras la Guerra, existen pruebas concretas de que muchos dirigentes de la Alemania Nazi intentaron refugiarse en la zona sur del país huyendo de los juicios en su contra. Paul Schäfer incluso fundó Colonia Dignidad, enclave alemán en la VII Región y en el que se produjeron diversos abusos a los derechos humanos.

Resulta difícil contabilizar la cantidad de descendientes de alemanes en Chile al día de hoy por la gran cantidad de tiempo transcurrido y porque muchos se han casado con chilenos desde hace más de 150 años. Casi seis mil personas afirmaron haber nacido en Alemania, y cifras estimativas hablan de unos 200 mil descendientes directos.

Inmigración Croata

Una de las inmigraciones europeas más importantes en Chile, además de la alemana es la inmigración croata que en la actualidad bordea el 2% total de la población de Chile ( 300.000 aproximadamente) Los primeros inmigrantes, provenientes desde la región de Dalmacia, llegaron a mediados del siglo XIX escapando de las guerras desatadas en esa zona o simplemente por pestes ocurridas en las islas del Mar Adriático, como también a causa de la desintegración de la antigua Yugoslavia, hecho ocurrido recientemente. Las mayores concentraciones de croatas se encuentran en Antofagasta y Punta Arenas, pero también existe una gran concentración en Santiago, debido a que muchos descendientes de inmigrantes se trasladaron posteriormente a la capital por diversos motivos. Siendo menos conservadores que los demás inmigrantes europeos, la comunidad croata logró integrarse fácilmente a la sociedad chilena.

Los inmigrantes croatas se dedicaban especialmente al comercio. En Punta Arenas se dedicaron a las estancias, o a la a la explotación de oro, que se encontraba en el Cañón Baquedano principalmente. En el norte de Chile se dedicaron a la explotación del salitre. Diversas instituciones creadas por la colonia croata han persistido, como clubes, estadios, gimnasios, colegios, instituciones de beneficiencia, entre otras. Las ciudades de Punta Arenas y Antofagasta son ciudades hermanas de la ciudad de Split, en Dalmacia.

Importantes personajes y empresarios pertenecen a la comunidad croata, destacando el escritor Antonio Skármeta y el empresario Andrónico Luksic, considerado como el hombre más rico del país hasta su fallecimiento. También podemos nombrar a Eric Goles, destacado científico, a la modelo y conductora de televisión Tonka Tomicic, al actor Mauricio Pesutic, o al, por mucho tiempo, animador del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, Antonio Vodanovic.

Inmigración Española

Claramente, la inmigración española fue la más importante durante el período de la Colonia. Siendo Chile ya una República independiente, la principal inmigración hispana se produjo a causa de la huida de españoles debido a la Guerra Civil Española en los años 1930. Principalmente debido a las gestiones de Pablo Neruda, 50 mil personas llegaron a los puertos chilenos, siendo mítico el caso del Winnipeg. En la actualidad, la colonia hispana es una de las principales del país teniendo su propio club de fútbol, Unión Española. Se estima que más de 400 mil chilenos serían descendiente de los inmigrantes hispanos durante el último siglo.

Inmigración Vasca

Por otro lado, la inmigración de vascos se produjo principalmente durante el siglo XVIII. Debido a sus notorias características culturales diferentes a las del resto de los españoles, formaron diversas colonias cerradas por lo que no se produjo mestizaje. Finalmente, los vascos obtuvieron gran importancia tras la independencia formando parte de la aristocracia chilena (llamada castellano-vasca). Los chilenos de origen vasco de esa época se estiman en los 100 mil, entre los que se cuentan importantes políticos y empresarios chilenos de apellidos como Errázuriz, Etcheverry, Etchegaray, Echaurren, Undurraga, Irarrázaval, Eguiguren, Echeverría, Vergara, Amunátegui y Larraín.

Para describir la relacion vasco-chilena, se cita a Miguel de Unamuno quien decia para corroborarlo: "hay al menos dos cosas que claramente se le pueden atribuir al ingenio vasco: la Compañía de Jesús y la República de Chile".

Inmigración Italiana

Según datos de la embajada el número de descendientes de italianos en Chile es algo menor de 200 mil y a diferencia de los croatas o los alemanes, éstos no se concentraron en alguna zona del país específica, a excepción del pueblo de Capitán Pastene donde todavía la gran mayoría de sus 2.500 habitantes son descendientes italianos. La inmigración italiana se produjo de manera espontánea y no correspondió a un período determinado. Italianos emigraron a Iquique en la época del salitre y a Arica después, hubo algunos en la III Región de Atacama y una importante colonia se estableció en La Serena así como en Isla de Maipo, en Valparaíso, en algunos barrios de Santiago, Concepción y en Punta Arenas, principalmente.

Muchos italianos se establecieron en Chile luego de experimentar en Argentina previamente, donde se produjo una inmigración considerablemente mayor. En la actualidad, muchas empresas corresponden a industrias de origen italiano (principalmente en el rubro alimenticio, como Costa y Carozzi, o en el comercio como Falabella). Además, la colonia italiana tiene presencia en el fútbol profesional con su equipo Audax Italiano. Diversos connotados personajes de la historia chilena son de este origen, como los presidentes Manuel Trucco Franzani, Arturo Alessandri y Jorge Alessandri y el empresario Anacleto Angelini Fabbri.

Inmigración Griega

La colectividad helénica ha tenido gran importancia en Chile. Los primeros inmigrantes llegaron durante el siglo XVI, provenientes de Creta, por lo que se apellidaron "Candia" en honor a la capital de la isla, actual Heraklion. El apellido, aunque persiste en la actualidad, se encuentra muy desvinculado de sus orígenes remotos. La mayoría de los inmigrantes helenos llegaron a Chile a comienzos del siglo XX, algunos como parte de su espíritu aventurero y otros escapando de los rigores de la Primera Guerra Mundial y de la catástrofe de Esmirna, en Asia Menor, aunque ya habían bastantes griegos asentados en Antofagasta, ciudad del norte de Chile; incluso tripulantes de las naves comandadas por Arturo Prat durante la Guerra del Pacífico (1879-1883) en el combate naval de Iquique. Es muy probable que el buen clima de la zona haya sido uno de los grandes atractivos para los inmigrantes griegos. Sin embargo, las crónicas de la época señalan que la mayoría llegó atraídos por la fama que había adquirido el norte chileno por la explotación del salitre y la riqueza que había en el país.

De acuerdo con El Mercurio de Antofagasta, entre los años 1920 y 1935 existían alrededor de 400 griegos en la ciudad nortina y alguna treintena en las oficinas salitreras. En 1926 se constituye la primera asociación femenina de Chile, conocidas como las Filóptoxos ("amigas de los pobres" en griego) que fue presidido por Xrisí Almallotis. Desde entonces a la fecha se han sucedido alrededor de cuatro o cinco generaciones de descendientes de griegos. Algunos se han trasladado al sur y se agrupan mayoritariamente en Santiago, otros en Valparaíso, así como también en Talcahuano. El principal miembro de esta comunidad corresponde al empresario naviero Constantino Kochifas, dueño de los buques Skorpios en Puerto Montt.

Inmigración británica e Irlandesa

Los ingleses, galeses, escoceses e irlandeses llegaron a ser más de 10.000 en el apogeo del puerto de Valparaíso y había un millar más repartido por el resto del país, principalmente durante la bonanza del salitre a fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX. La influencia de la colonia británica es decisiva para entender el auge y la caída del puerto principal.

A principios del siglo XIX, Valparaíso era poco más que una caleta, sin embargo a lo largo de las primeras décadas desde la Independencia se empiezan a establecer comerciantes británicos. Después de la derrota de la Confederación Perú-Boliviana, Valparaíso se consolida como el puerto más importante del Océano Pacífico desde 1840 y en 1845, Chile se transforma en uno de los principales proveedores de víveres para California durante la "fiebre del oro". Es en esta época en que los inmigrantes británicos aumentan explosivamente. Hacia 1870 el crecimiento del puerto era tal que se acerca al tamaño de Santiago y goza además de muchos más adelantos por ser una ruta obligada a California por los barcos de Estados Unidos y Australia por los británicos. Hacia 1890, Valparaíso llegaba a los 190 mil habitantes de los cuales 10 mil eran ingleses y otros 25 mil de diversas naciones europeas.

Con la apertura del canal de Panamá y el canal de Suez, se acaba la prosperidad de Valparaíso, por lo que muchos comerciantes ingleses se trasladaron o a Santiago, Australia o Nueva Zelanda, como es el caso de Chris Watson, con lo que la colonia en todo Chile hacia 1914 llegaba sólo a 8.000 incluyendo a sus hijos, muchos de los cuales fueron a luchar por su país en la Primera Guerra Mundial y no volvieron más.

La colonia inglesa además tuvo gran importancia en la zona norte del país durante el auge salitrero, en los puertos de Iquique y Pisagua. John Thomas North, el "rey del salitre", fue el principal empresario de la minería de los nitratos, pero al igual que con Valparaíso, muchos abandonaron el país con el fin de la riqueza salitrera, durante los años 1930.

Actualmente la colonia en Chile está muy disgregada en el territorio, pero, generalmente, muchos han logrado llegar a lo alto de la escala social junto a los vasco-chilenos. Los descendientes de británicos poseen diversos colegios y clubes exclusivos. Personajes como Patricio Aylwin, Gustavo Leigh, Alberto Blest Gana, Joaquín Edwards Bello, Carlos Condell, Juan Williams Rebolledo, Patricio Lynch, Benjamín Vicuña Mackenna, Bernardo Leighton, Enrique Mac Iver y Bernardo O'Higgins destacan como algunos de los principales descendientes de la colonia británica e irlandesa en el país.

Inmigración Francesa y Suiza

La inmigración proveniente de Francia aunque ha sido menos trascendente que la de otras colectividades europeas, ha tenido gran importancia en algunas zonas específicas, principalmente de la IX Región de la Araucanía, con el poblamiento y la puesta en valor de dicha zona. En este período, entre octubre de 1882 y diciembre de 1897, la entrada de franceses a Chile se estima en 8.413 personas, al mismo momento que el gobierno chileno desarrolla sus campañas de reclutamiento en Europa con la idea de colonizar el sur del país. La fase más intensa se sitúa entre noviembre de 1888 y diciembre de 1890 con 5.000 entradas y entre abril de 1886 y diciembre de 1891 con 6.500. De igual forma, inmigrantes franceses han participado en el desarrollo de actividades comerciales en Valparaíso (en franca disputa con la comunidad de origen británico) y la industria vitivinícola del Valle Central.

Como se ha dicho anteriormente, la entrada de franceses al país fue menor respecto a los demás países del Cono Sur. Aún así y con el paso del tiempo, la colectividad fue consolidándose principalmente con el establecimiento de recintos educacionales (como los colegios de la Alianza Francesa en Santiago, Traiguén y Concepción) y deportivos (como el Stade Française y el Sport Française, ambos en la capital). Por otro lado, diversas personalidades del país son de origen francés como Michelle Bachelet, Marta Brunet, Jaime Ravinet, Enrique Lafourcade, Emilio Duhart, Augusto d'Halmar, Alberto Fouillioux, Paul Capdeville, Augusto Pinochet y Jacques Chonchol.

Por otro lado, la colonia suiza en Chile es de una importancia menor, pese a tener un número relativamente importante de integrantes. Esto se debe a que en parte, debido a sus características idiomáticas y culturales, son confundidos comúnmente con alemanes, italianos y franceses. La migración suiza a Chile tuvo lugar a fines del siglo XIX, entre 1883 y 1900, sobre todo a la zona de la Araucanía tras la pacificación de ésta, destacando Victoria y Traiguén. Se estima que más de 6 mil suizos recibieron concesiones de tierras, donde muchos rehicieron una vida más próspera de la que llevaban en Suiza. Entre los principales personalidades con ascendencia suiza se encuentran Eduardo Frei Montalva, José Joaquín Brunner y Hernán Büchi.

Inmigración Rusa

Los inmigrantes rusos en Chile huyeron de los comunistas durante la Guerra Civil Rusa y son muy pocos. Tienen una iglesia ortodoxa rusa de estilo tradicional en Santiago de Chile. También hay un convento para niñas huérfanas chilenas que son ortodoxos rusos en Las Condes en la misma ciudad.

Otros Inmigrantes

Aunque la mayoría de los inmigrantes de origen europeo provienen de la Europa Occidental, existen ciertas comunidades de menor envergadura provenientes de Europa del Este y el Cáucaso, que llegaron al país principalmente huyendo de persecuciones en su contra y genocidio durante la primera mitad del siglo XX.

Los inmigrantes provenientes de Europa del Este principalmente son judíos de Polonia, Hungría y la República Checa que llegaron al país escapando del Nazismo y del Comunismo entre las décadas de 1930 y 1950, aunque algunos de éstos eran católicos. La mayoría de estos inmigrantes se establecieron en Santiago, Temuco y Valparaíso, conformando gran parte de la comunidad judeochilena en la actualidad, la que cuenta con cerca de 32 mil miembros.

De igual forma, algunos inmigrantes caucásicos, principalmente de Armenia, se establecieron en Chile durante las primeras décadas del siglo XX, debido a las limpiezas étnicas realizadas por el Imperio Otomano en algunas zonas del oriente de la actual Turquía.

Inmigración Asiática (Medio Oriente)

Se estima que cerca del 3% de la población chilena es descendiente de inmigrantes de origen asiático, principalmente del Medio Oriente (palestinos, sirios y libaneses) aunque en los últimos años ha aumentado considerablemente las colonias de países del Lejano Oriente y del Subcontinente Indio.

Inmigración Arabe

Una de las principales colectividades en el país es la de Palestina, mayor en número incluso que la alemana e italiana. La mayoría de éstos palestinos llegaron a principios del siglo XX escapando del Imperio Otomano debido principalmente a que profesaban la religión cristiana, la dominación opresiva y posteriormente la situación económica y el estallido de la primera guerra mundial. A su llegada, se dedicaron a trabajar principalmente en el sector comercial. La colectividad palestina, a pesar de sus diferencias culturales con la sociedad chilena, logró compenetrarse y formar parte importante de la clase media del país, aunque algunos de sus miembros ostentan algunas de las riquezas más grandes del país. Aunque el Barrio Patronato, en Santiago y la ciudad de La Calera fueron sus principales centros de residencia, reunión y comercio por muchos años, en el último tiempo se han desplazado a lo largo de la ciudad de Chile y comunas de Santiago como Ñuñoa y Recoleta.

Luego de una inmigración constante con el paso de los años, la colectividad palestina en Chile pasó a ser la más grande del mundo fuera del Medio Oriente, con más de 400 mil miembros. Además de la fuerte influencia y variada diversidad en ámbitos del quehacer nacional, un hecho que demuestra su gran presencia es la convocatoria de al menos 7 futbolistas chileno-palestinos (como Roberto Bishara) en la selección de fútbol de Palestina durante las clasificatorias asiáticas de la Copa Mundial de Fútbol de 2006. También se ve reflejada la influencia de esta comunidad en el deporte es en el Estadio Palestino y en el club de fútbol de Primera División Palestino.

De igual manera, existen en el país comunidades de oringen Sirio y el Líbanes aunque en una menor proporción respecto de los Palestinos. Estas comunidades del Medio Oriente profesan principalmente el Catolicismo y en menor grado existen ciertos miembros de la Iglesia ortodoxa, el judaísmo y el Islam.

Inmigración Asiática (Extremo Oriente)

Inmigración China y Taiwanesa

La comunidad china en Chile es de reciente data y tiene cerca de 10.000 miembros, pero ha explotado durante los últimos años. La mayoría de los inmigrantes provienen de la República Popular China, país con el que Chile ha establecido importantes nexos comerciales (en la actualidad, China es el principal destino de las exportaciones nacionales) por lo que la mayoría corresponden a comerciantes de productos importados. Aunque la mayoría vive en Santiago, existe una gran cantidad de residentes en Arica e Iquique. Esto se debe a que ambas ciudades fueron previamente pertenecientes al Perú, el cual tiene un alto número de inmigrantes asiáticos, y a que Iquique es un importante puerto para el ingreso de importaciones desde China a través de la ZOFRI. (Zona franca de la ciudad de Iquique) También muchos inmigrantes de Taiwán llegaron a Chile desde la década de los años 1950s en adelante e instalaron barrios chinos en Iquique, Antofagasta, Santiago y Concepción, actualmente la comunidad taiwanesa residente en Chile consta de 9.050 miembros.

Inmigración Japonesa y Coreana

La comunidad japonesa en Chile consta de cerca de 3.800 miembros, según cifras de la embajada nipona. A diferencia de la china, esta colonia data de mucho tiempo atrás pero nunca llegó tal número de miembros como para crear una comunidad de importancia. Esto ha producido que la mayoría de los nisei-chilenos estén completamente homologados al resto de la sociedad nacional.

Durante los últimos años, también ha crecido la comunidad proveniente de Corea (principalmente, Corea del Sur) con cerca de 3.000 miembros. Es probablemente una de las colonias más cerradas ya que casi no ha logrado homologarse con el resto de la comunidad y la mayoría está concentrada en el Barrio Patronato donde poseen fábricas textiles y comercios del rubro.

Inmigración India, Pakistaní y Afgana

Las comunidades provenientes de India y Pakistán son pequeñas pero han crecido rápidamente en la última década, de forma similar a la colonia china. En Iquique se han instalado muchos comerciantes por la ZOFRI, logrando incluso la construcción de la Mezquita Bilal en dicha ciudad para su comunidad musulmana, aunque ambos se concentran principalmente en la zona poniente de la capital. Ambos grupos migratorios, a pesar de su corta existencia, tienen un alto número de residentes que alcanzan cerca de 5.000 miembros. De igual forma, algunos inmigrantes de Afganistán, principalmente de etnia pashtún, se establecieron en Chile como refugiados durante la década de los años 1980s, debido a la Invasión soviética de Afganistán, y también en la década de los años 1990s, debido a los conflictos internos que sufrió el país asiático, en una cantidad marginal en cualquier caso.

Cuadro 1

La tabla anterior muestra que el porcentaje de inmigrantes sobre la población total de Chile nunca ha sobrepasado el 5%. El predominio europeo de los inmigrantes llegó a sobrepasar el 67% de los mismos; el caso del censo de 1885 es de especial interés pues el porcentaje de latinoamericanos es ostensiblemente mayor que los del Viejo Continente debido a que a los habitantes de los recién incorporados al mapa nacional territorios ganados en la Guerra del Pacífico se les censó como extranjero debido a que lógicamente habían nacido en Perú y Bolivia, naciones que antes ostentaban aquellas zonas. Luego los inmigrantes europeos nuevamente toman la delantera con las oleadas provenientes de la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Civil Española. Mas a partir del censo de 1982 se nota un claro predominio de los nuevos inmigrantes latinos, que comienzan a acaparar cerca del 75% de la cuota de inmigrantes en el país, sobre todo provenientes desde Perú y Argentina.
Censo 2002
Lugar de nacimiento declarado fuera del país



África (1.359 inmigrantes)
América (149.762 inmigrantes)
Asia (8.318 inmigrantes)
Europa (34.291 inmigrantes)
Oceanía (1.581 inmigrantes)

Última actualización el Viernes, 09 de Septiembre de 2011 10:13
 

Rostros de Chile

002.jpg

Imagenes prohibidas

Imagenes prohibidas, Chile 1973

Maestranza

En Octubre de 1973, 11 trabajadores de la Maestranza Ferroviaria de San Bernardo ligados a partidos de izquierda, fueron ejecutados en el recinto militar del Cerro Chena.